Logotipo de Aprende Gratis.

Síntesis de sonido - Lección 7: La síntesis de los primeros sonidos

Ahora que conocemos los dispositivos fundamentales para realizar la síntesis de sonido, podemos empezar a trabajar en los primeros sonidos. Esto quiere decir que aprenderemos algunos grupos de sonidos.

Por ejemplo, no se planifica igual un trabajo de síntesis cuando planteamos un sonido de bajo que uno solista o de percusión. Es por eso que empezaremos a aplicar lo aprendido para saber sacar un sonido u otro.

Ya hablamos anteriormente que una forma de onda está íntimamente ligada a un tipo de sonido; por ejemplo, la forma de onda en diente de sierra produce sonidos brillantes, o la sinusoide sonidos pobres.

Veamos la siguiente lista de formas de onda, en donde se indica los sonidos más idóneos que podemos sintetizar con cada una de ellas:

- Diente de sierra: esta forma de onda es perfecta para sonidos tipo trompeta que podemos usar como sonidos solistas. Otro sonido es el sonido Brass, que se utiliza en la música electrónica (dedicaremos una lección a aprender este sonido).

- Cuadrada: esta forma de onda es muy buena para hacer bajos. Además también se puede usar para realizar sonidos de acompañamiento tipo guitarra acústica.

- Sinusoide: esta forma de onda es muy simple, pero se podría utilizar para hacer sonidos que llamen la atención. Por ejemplo, sonidos tipo pulso o similares.

- Triangular: esta forma de onda se puede utilizar para hacer sonidos tipo clarinete; es decir, sonidos huecos para amplicar la riqueza tímbrica de nuestras composiciones.

Ahora, una vez elegido el sonido con las formas de onda, tendríamos que seguir con el filtro. Si queremos hacer un bajo es lógico que elijamos un filtro paso bajo para filtrar las frecuencias altas que no nos interesan. Además, con la envolvente de volumen tendríamos que poner un ataque rápido, ya que los bajós suenan inmediatamente.

Con la envolvente también podríamos configurar el bajo para que sonase pulsado, o más sostenido en el tiempo. Incluso podríamos poner un valor alto a la relajación de la envolvente para simular que dejamos la cuerda del bajo sonando (asi el sonido se atenuará progresivamente).

Si queremos un sonido más brillante, como la cuerda de un violín, el filtro que deberíamos elegir es el filtro paso banda, y darle un valor medio. Además, la envolvente de volumen debería tener un ataque menos abrupto, ya que el sonido de cuerda de violín no empieza instantaneamente al tocar el violín en la realidad.

Como puedes adivinar ya, los tres elementos que hemos estudiado: el oscilador, el filtro y la envolvente de volumen, se pueden utilizar en conjunto para sintetizar cualquier sonido que se nos venga a la cabeza. En próximas lecciones veremos de forma práctica como sacar algunos sonidos muy conocidos, como el sonido brass o una variedad de sonidos de bajo.


Ir a:


Aprende Gratis 2017 © Mario Raja | página web responsive.